El trabajo presentado en este apartado de "Introducción al arte" es producto de una labor colegiada e interdisciplinaria por parte la Comisión de Revisora de la Guía de Estudio conformada por las cuatro áreas (Artes Plásticas, Danza, Música y Teatro) que conforman al Colegio del Colegio de Educación Estética y Artística de la ENP.
Archivo para imprimir 
en formato PDF 



Introducción al arte

La perspectiva que utilizaremos para estudiar a las artes, debe trascender mitos y estereotipos que no permiten desarrollar aprendizajes y limitan su apreciación Es importante hacer notar que las artes coexisten con otras manifestaciones estéticas que inciden en la sensibilidad, y que interactúan con ellas.


Título de la obra: El nacimiento de Venus 1482-1484. 
Autor: Sandro Botticelli, (1445-1510) 
Técnica: Temple sobre lienzo, arte renacentista 
Dimensión: 278.5 cm × 172.5 cm 
Ubicación: Galería Uffizi, Florencia, Italia

Las artes entablan un diálogo constante con otras disciplinas, ciencias, tecnologías y productos de la cultura estética, como las artesanías y los llamados diseños. En cada período histórico las artes han cumplido determinadas funciones sociales al generar conocimientos sobre el hombre, su sociedad, sensibilidad y apreciación, así como el modo de producción y distribución de los productos artísticos relacionándose con factores económicos, políticos, sociales e ideológicos.


Título de la obra: La lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp, 1632 
Autor: Rembrandt, (1606-1669) 
Técnica: Óleo sobre lienzo, arte barroco. 
Dimensión: 169.5 cm × 216.5 cm 
Ubicación: La Galería Real de Pinturas Mauritshuis, La Haya, Países Bajos


Es importante comprender a las artes, más que como productos acabados en sus significados, como procesos en constante cambio que permiten renovar los valores de la cultura estética y desarrollar la sensibilidad de los individuos a través de experiencias significativas.


Las Artes Plásticas en el ámbito nacional. 

Mtro. Humberto Sánchez Córdova. 2012

México ha recorrido un largo proceso en la conformación de su identidad cultural, el cual se ha caracterizado por una diversidad de pensamiento y oposiciones sustentado en el razonamiento de diversas expresiones e ideas. El siglo XIX se caracterizó por una polarización en las expresiones plásticas en el país, entre los liberales que ostentaban el poder y que intentaban aglutinar a una sociedad pluricultural en un modelo industrializado con normas europeas, y los nacionalistas que buscaban integrarla a un romanticismo de lo mexicano; al poco tiempo esta situación propició un debate de índole estético, entre quienes apoyaban a la Escuela Nacional de Bellas Artes y su programa estructurado por maestros europeos con una sólida base clásica e idealista, con temas religiosos, paganos, retratos, históricos y paisajes, y a los que introdujeron los valores del simbolismo, el Art Nouveau, el impresionismo y pos impresionismo, y que exploran nuevas formas para expresarse. 

Como punto de partida en el siglo XX, es necesario reconocer una continuidad estética modernista trazable desde el México finisecular hasta el proyecto cultural del México pos revolucionario. La Revolución de 1910 significó un parteaguas en la continuidad del régimen anterior, pero en el campo de las artes plásticas, muchas ideas que fructificaron a partir de 1920 fueron impulsadas por artistas del cambio generacional, cuya formación en el porfiriato data del siglo XIX. De manera que en sentido estricto, 1910 no fue un punto de quiebre en el desarrollo del arte contemporáneo en México; como tampoco lo fue el año de 1900 frente al arte moderno del siglo XIX. 

Pasado el vendaval revolucionario se impulsaron las inquietudes estéticas de los artistas; se aplicaron algunos de los ideales del Ateneo de la Juventud; las reformas en la enseñanza de las artes en el sistema educativo nacional que devino en el movimiento pro arte mexicano; el surgimiento de las Escuelas al Aire Libre con innovaciones, sobre todo en la aplicación y experimentación de la luz y el color en el género de paisaje que cimbraron el panorama artístico mexicano, impulsando la renovación del sistema de enseñanza oficial; el Estridentismo, punta de lanza para otras organizaciones que introdujeron y favorecieron nuevos motivos iconográficos; el Muralismo, que se constituyó en una revolución visual con el nacimiento de un lenguaje propio, el del nuevo mestizaje, conocido como el renacimiento mexicano. Estos pintores construyeron un lenguaje inimitable y destacaron el contexto social como una fuerza mística, generadora de las nuevas formas artísticas y mostraron la necesidad de comprobar la singularidad geopolítica del país, dando origen a lo que algunos estudiosos denominaron Escuela Mexicana de Pintura. 

La fértil actividad artística también se desarrolló por otros caminos, los Contemporáneos cimbraron el panorama literario y artístico; los artistas plásticos no reconocieron fronteras ideológicas, estuvieron imbuidos de un espíritu internacionalista; en sus documentos dieron a conocer las obras de artistas mexicanos tanto como de extranjeros, las corrientes surrealistas, los planteamientos de la metafísica italiana y el nuevo clasicismo de vanguardia. 

Más tarde, una nueva generación de artistas buscó otras formas de expresión, inaugurando rutas y posibilidades que se ubicaban dentro de un lenguaje internacional, conocido como Ruptura, movimiento que corre aproximadamente desde los años 50 hasta finales de los 70. A los artistas de la Ruptura les tocó cambiar la fisonomía de las artes plásticas en México. 

Aparecen después las galerías, que se utilizaban como un espacio para efectuar críticas y debates a favor de objetivos renovadores e impulsar a nuevos artistas que surgen en el ámbito artístico del país. 

El arte de la segunda mitad del siglo XX, fue un arte propositivo y plural, abierto a nuevas tendencias, buscando innovar a través de lo propio; arte sin duda, más complejo y diversificado, más que ruptura se dieron los deseados relevos estéticos con nuevas corrientes que operan hasta la fecha 

Toda la historia del arte en México se ha definido en base a estilos, escuelas, rupturas y renaceres, pero los estudios e investigaciones recientes del desarrollo de la plástica mexicana presentan nuevos enfoques e interpretaciones en los albores del siglo XXI. 

La Escuela Nacional Preparatoria no ha estado ajena a los vaivenes políticos y artísticos que se han dado en el país y que se reflejan y tienen impacto en la enseñanza y por ende en los programas de las artes plásticas en sus diferentes modalidades a través de sus 145 años de su creación.

Siguiente Tema: Conceptos de arte

Actividad 1.1

Comments